Tips del libro "Cómo ganar amigos e influir sobre las personas" de Dale Carnegie.

August 21, 2017

 

Una de las tareas de un Empresario Networker es capacitarse constantemente, leer y escuchar audios que nos ayuden a crecer y mejorar nuestras relaciones, ya que parte importante de nuestro trabajo tiene que ver con las relaciones humanas y la empatía.

 

Cuando leí este libro, CÓMO GANAR AMIGOS E INFLUIR SOBRE LAS PERSONAS, del gran Dale Carnegie, descubrí la tremenda cantidad de tips sencillos que aplicar en la vida diaria para ser más humilde y tener mejor llegada en las personas. ¿Sabes qué? La vida es un espejo y también con el correr de los años, te vas dando cuenta de que las respuestas que tienes de la gente tienen mucho que ver con el cómo te acercas a ellas o te relacionas con ellas.

 

Estos tips son magníficos para comprender qué hacemos mal y cómo mejorar. Lógicamente, si me lo preguntas, prefiero que te leas el libro; está en todas las librerías, Appstore, Playstore y en audios gratuitos en Youtube. De hecho, si me escribes (alelarenasm@gmail.com), puedo hacerte llegar el link para que lo puedas escuchar cuando corras, manejes, cocines o en tus ratos libres.

 

Comencemos por el principio!

 

Interésate genuinamente en las demás personas.

Es frecuente ver cómo cada vez que establecemos una conversación, pecamos de querer contar todo lo que nos interesa personalmente, sin dejar espacio para escuchar al otro. Sin embargo, es mucho más fácil lograr una conexión con la otra persona si dejamos que ella se exprese en su totalidad, diga lo que tiene que decir y encontremos un punto en común con ella. Si al contrario, sólo queremos verbalizar lo que nos atañe a nosotros, la otra persona, bajará su emoción y perderemos conexión con ella.

 

La única forma de salir ganando en una discusión es evitándola.

Normalmente, cuando uno piensa que está en lo cierto respecto de un tema, tiende a corregir al otro respecto del mismo. ¿Sabes qué? a veces es mejor decir, "...¿en serio? puede ser, pensé que era de esta otra forma, pero no te podría decir tan enfáticamente." o "...probablemente, tú tengas razón". Es inútil discutir sobre algo que dos personas piensan tener la razón. Más aún, cuando esta persona es un invitado nuestro o nosotros somos sus invitados, se transforma en una falta de respeto discutirle frente a los demás. Si es nuestro invitado, es porque le estimamos; si somos su invitado, es porque nos estima y tal, vez, hasta tenga razón. Y lo único que dejará esa discusión es un trago amargo, porque ninguno de los dos quedará conforme. Es un arte; no es sencillo, pero con práctica, se puede.

 

Recuerda el nombre de las personas y menciónalo constantemente

Hay un alto porcentaje de aprobación, simpatía y confianza hacia ti cuando recuerdas el nombre de la persona con quien estás hablando. Demuestra preocupación por ella y concentración en el tema que los une. Te conecta inmediatamente con ella y su recepción de la información que le estás dando, es mayor. Al recordar los nombres, demuestras respeto por el otro y esto no se olvida.

 

Sonríe!

Sonreír es la mejor manera de causar una primera buena impresión.

 

Exprésate bajo lo intereses de los demás; despierta un deseo vehemente en los demás

Si quieres que alguien haga algo por ti, expresa los beneficios que la otra persona recibirá. Todos esperamos y decidimos hacia lo que nos beneficia; lo que nos soluciona un problema. Buscamos inevitablemente, el beneficio propio, por lo tanto cuando quieres obtener algo de otra persona, primero hazle entender cómo se verá ella beneficiada.

 

Demuestre respeto por las opiniones ajenas. Jamás diga "estás equivocado".

Es muy común encontrar personas soberbias que creen tener la última palabra en todo. Para cada tema existe un punto de vista diferente y es por esto que muchas personas, pueden tornarse en muchas opiniones distintas respecto de lo mismo. Es muy probable que uno tenga la razón, pero también lo es que el otro lo tenga y decirle que está equivocado es denigrarlo y no tomar en cuenta otra perspectiva. Si estamos hablando con un cliente, peor aún, lo que obtendremos como resultado es un cierre de puertas absoluto y probablemente no logremos volver a comunicarnos con él.

 

Si está equivocado, admítalo rápido y enfáticamente.

Esto es muy importante. Cuando nos equivocamos, solemos cambiar el tema y guardarnos el error, sin decir nada, pesando que va a pasar. Lo más sensato, noble y justo es reconocer nuestro error y pedir perdón, si viene al caso. Retractarse es muy bien recibido por la otra persona; baja el mecanismo de defensa y hace que ésta se abra a escuchar y comprender, permitiendo que la relación perdure y haya un nuevo contacto. Esto es clave en una relación comercial. Usualmente podemos verlo en los errores de servicio, post venta, cambio de productos, etc. Fíjate, cuando una persona ha tenido una mala experiencia con un producto o servicio, se queja y espera una solución y algo más para limpiar su autoestima, honor, etc. Si a esa persona le reconoces el error ya sea tuyo o de la empresa; pides perdón y resuelves su problema de una u otra manera, tienes a un cliente fiel para siempre.

 

Empiece en forma amigable.

Es absolutamente anti natural que una persona rechace un cumplido. Al acercarte a una persona, amigo, cliente, familiar, dile algo amable respecto de sí mismo. Toda cualidad que resaltemos en el otro será excelentemente bien recibida y relajará el ambiente para iniciar la conversación/relación. Si usted regala una sonrisa, recibirá otra de vuelta. Si dice un cumplido, la persona se sentirá halagada y estado físico se dispondrá de otra manera para percibir.

 

Consiga que la otra persona diga "sí, sí" inmediatamente

Formule preguntas cuya respuesta no pueda ser otra que un sí, dos preguntas seguidas con respuesta afirmativa, harán que la persona se encuentre dispuesta a contestar positivamente una siguiente vez.

 

Permita que la otra persona sea quien hable más

Esto es algo que nos enseñan, pero que vamos olvidando conforme pasan los años. Pero, ¿sabes qué? tenemos 2 oídos y una sola boca. Si somos capaces de escuchar más de lo que hablamos, podremos identificar las necesidades y gustos de la otra persona.

 

Permita que la otra persona sienta que la idea es de ella

Otro excelente elemento para subir la autoestima y lograr mayor compromiso.

 

Trate honradamente de ver las cosas desde el punto de vista de la otra persona.

A veces, esto es lo que más nos cuesta. La empatía es una virtud de pocos. Ponernos en los zapatos de la otra persona, nos permite conocer otro punto de vista y llegar a un mejor acuerdo. A veces podemos estar de un lado; otras, del otro. Entonces la debemos practicar.

 

Muestre simpatía por las ideas y deseos de la otra persona.

Haz sentir bien e importante a la otra persona, muéstrate positivo ante las ideas de los demás.

 

Apele a los motivos más nobles

Todos tenemos 2 motivos por las cosas que hacemos, uno que expresamos y otro oculto, el verdadero. Aunque logremos comprender el motivo "oculto", que a veces no es tan noble, aceptemos la razón noble que nos da la persona.

 

Dramatice sus ideas

Dale un contenido emocional, dale una historia ("story telling") a tus ideas. Porque con ellas, las ideas entran mejor. Transmitimos mejor con una historia que los contenidos de un producto.

 

Lance, con tacto, un reto amable.

Estimular la competencia sana para lograr un objetivo.

 

Si te gusta este artículo, compártelo! Y si quieres recibir más tips y contenidos de este tipo, suscríbete aquí> o contáctame> Te espero!

 

Que tengas un día extraordinario.

 

 

Alejandra Larenas

www.alelarenas.com

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter