12 Cosas que enseñar a tus hijos - Primera Parte

August 27, 2017

 

Comencé a describir 10 cosas que me parece son fundamentales para enseñar hoy a nuestros hijos y terminé con 12 (…hay muchas más!) y algunas tan largas que tuve que dividir el blog en dos! Yo entiendo que hay mucha gente que quiere alimentarse, conocer y saber más cosas, tener más información para hacer su vida y futuro más llevaderos. Pero también estoy consciente de que hay poco tiempo… las personas como tú y como yo estamos recién comprendiendo e incorporando la auto educación en nuestras agendas y no los quiero tapar de info… así que comencemos por éstas primeras 6:

 

Tal vez lo más importante en la vida de una persona es saber que puede lograr lo que se propone, sin embargo, pocos lo saben. Se nota mucho en el ambiente laboral. Si te fijas, un porcentaje muy alto no está conforme con lo que hace, con su empleo, con su jefe, con su compañero de trabajo, en fin. Y a pesar de ello, siguen ahí. Eso es simplemente porque no les enseñaron que el cielo es el límite; no lo que me dice mi jefe. Nuestro mundo nos cría para ser empleados y eso no tiene nada de malo, porque hay empleados excelentes, mediocres y malos, como en todo. Pero en el proceso, nos enseñan que sólo podemos hacer lo que nos indican; y nos acostumbramos a ello. Y no es culpa del sistema educacional solamente, también de los padres que están metidos en la vorágine diaria laboral y que tampoco han sido criados de otra forma.

 

Por ello, como padres tenemos la obligación de enseñarles a nuestros niños a resolver solos sus obstáculos y a enfrentarlos con una actitud positiva, porque a pesar de las dificultades, TODO se puede lograr, si lo pones en tu mente y tomas acción.

 

1.CREER EN ELLOS MISMOS

Inculcarles frases como “no hagas eso, te vas a caer” o, “ni siquiera lo intentes, no te va a resultar, porque eres muy chico”, “no pues… eso no te va a funcionar”; “estas cosas no funcionan”; son repetidas de nuestros padres sobre algo que ni tú sabes si funciona o no. Simplemente, la repites porque te la dijeron a ti. Pero hoy nuestros niños están creciendo en un mundo en donde sus obstáculos serán completamente diferentes a los nuestros y tienen que estar preparados.

 

Diles frases que les generen confianza en sí mismos. “¿Y por qué no?, inténtalo”. Ponles retos simples que sí les den buenos resultados para aumentar la confianza en sí mismos. Mira ejemplos concretos de personas que han logrado cosas increíbles. Habla bien de ellos a los demás, no cuentes sus problemas en público; evita que se sientan disminuidos frente a los demás. Al contrario, edifícalos! Di que son expertos en tal o cual cosa. La confianza que ellos construyan de su persona, será la que los llevará lejos. Creer en que sí pueden, los hará lograr cosas que tú no lograste porque te enseñaron de otra manera. Siempre habrá personas que les digan que no van a poder, de eso SOBRA, sé tú quien los aliente a recorrer nuevos caminos y desafíos.

 

2.NO LES HABLES MAL DEL DINERO

Desde pequeños escuchamos frases como “el dinero es malo”, “la gente que tiene dinero es mala”, o “ha hecho algo malo para conseguirlo”, o “no tenemos dinero, tenemos que vivir con lo que tenemos.”  Y hay miles más! Que el dinero es sucio; que mientras más dinero tenga una persona, más problemas; prefiero pobre, pero honrado… Y podemos seguir con ejemplos.

 

Lo cierto es que el dinero es un vehículo y es energía. Es una parte de nuestra vida, de nuestras necesidades para que nuestra vida esté equilibrada. No puedo sólo vivir de amor, o sólo vivir de buena alimentación o sólo vivir de deporte, o sólo de la familia. Es un TODO. El dinero y las finanzas son una parte más de nuestra vida que también tiene que estar en equilibrio. Es un vehículo que no hace la felicidad, pero compra las experiencias que sí la hacen. Una persona que puede tener una casa cómoda, de su gusto, con los espacios para sus hijos requieren, es una persona más contenta que quien no puede tenerla. Una enfermedad grave se pasa mejor con dinero que sin él. Unas vacaciones holgadas se pueden con dinero; no sin él. Si soy una persona que le gusta ayudar a otras, con dinero puedo ayudar más. Suma y sigue…

 

No es el dinero el que determina a la persona. Es la persona la que agudizará su forma de ser con más dinero. Es decir, una persona deshonesta, egoísta con los demás, poco empática y de mal corazón, será aún más mala con dinero y más egoísta. A su vez, una persona infinitamente buena y generosa, que piensa todo el tiempo en el prójimo, tendrá un vehículo mayor de ayuda a los demás.

 

Así que por favor, enseñémosle a nuestros hijos que el dinero es positivo, si sus valores lo son. Que tengan aspiraciones y ambición en el buen sentido de la palabra. El dinero debe ser un resultado del crecimiento personal y de cuántos problemas resuelves a los demás. Si estás todo el tiempo enseñando a tus hijos que el dinero es malo, nunca lo tendrán. Y como dice Harv Eker en su libro “Los Secretos de la Mente Millonaria”, si te acuestas pensando en el dinero y te levantas pensando en el dinero que no tienes, entonces es mejor tenerlo, porque así se acabaría ese problema y dormirías mejor. Te recomiendo ese libro!

 

3.EMPUJARLOS A QUE SE ATREVAN

Cuando tengan una idea nueva, ya sea de un juego, un experimento, un instrumento, deporte, o un pequeño negocio en su colegio, diles “sí”! Que lo hagan, que se divierta, se equivoquen y vean que no pasa nada. Si se equivocan, aprenderán del error y continuarán intentando. Crecerán creyendo en sí mismos. Si todo el tiempo les dices que no, que no les va a resultar, que para qué quieren hacer esto o aquello, los estás domesticando para que hagan siempre lo que les dicen y no lo que ellos quieren crear. La idea no es sólo generar recursos, sino hacerlo en lo que más les apasione.

 

4.MANTENGAN SUS VALORES

En todo lo que hagan en la vida, que tengan muy claro sus valores. Hay valores esenciales en cada familia y en cada persona que son inamovibles. Mientras ellos se mantengan en esa línea, hagan lo que hagan, van a estar más cómodos y felices. Desde el momento en que se alejen de ellos, sentirán incomodidad y volverán a su línea.

 

Todos queremos experimentar otras cosas, experiencias, vivencias. Pero siempre volvemos a lo que somos en esencia, a nuestros valores esenciales. Por este motivo es tan importante inculcárselos como un sello. La gente los buscará por sus valores, independiente del negocio o actividad que emprendan.

 

5.QUE ENCUENTREN SU PROPÓSITO

Que su crecimiento y experiencias los lleven a comprender lo que quieren en la vida, lo que los hace más felices. Su misión. Lo que les hará levantarse de la cama cada mañana. Todos tenemos un propósito, pero a veces, no lo encontramos. No permitas que tus hijos vivan, respiren, coman y duerman por 80 ó 90 años, sin más. La vida no fue pensada para eso.

 

6.QUE SEAN ALEGRES Y RISUEÑOS, QUE SOCIABILICEN

Al sonreír movemos una cantidad enorme de músculos y toda nuestra energía cambia de frecuencia! Sonreír y reír es muy sano. Enséñales a reírse a carcajadas, que sean alegres, que saluden a todo el mundo; que se comuniquen y no les cueste establecer una conversación. La sonrisa ABRE PUERTAS. Una persona nunca te va a rechazar si le sonríes; si le saludas con una sonrisa, si le dices algo lindo! Enséñales a tus hijos a decir las gracias con una GRAN SONRISA, porque todos se acordarán de ellos.

 

Si te gusta este artículo, compártelo! Y si quieres recibir más tips y contenidos de este tipo, suscríbete aquí> o contáctame> Te espero!

 

Que tengas un día extraordinario.

 

 

Alejandra Larenas

www.alelarenas.com

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas