Construye tu éxito manteniéndote organizada

January 30, 2018

 

Me encantó un entrenamiento que escuché una vez de parte de una gran Networker Profesional norteamericana. Y al ir aplicándolo, he visto cambios fundamentales en mi negocio. Mantenemos muchos frentes a diario que nos sacan el foco de lo que estamos construyendo para tener un futuro mejor. Entonces, hay 3 áreas en las que debes estar atenta, para poder mantenerte organizada y caminar hacia un futuro exitoso. Las tres trabajan juntas e interrelacionadas. Una depende de la otra:

 

1.BALANCE – 2.ESTRUCTURA – 3.DINERO

 

 

1.BALANCE

Creo que es la más difícil de todas, por eso comencé con ésta. Porque se trata de nosotras mismas, de nuestro interior, nuestra energía y centro. Creo que no es fácil mantener el balance, es casi imposible que todo esté en equilibrio al 100%. Siempre hay algo que sucede que nos desestabiliza; una situación, llamado, urgencia, accidente, cosas que nos retrasan, situaciones que nos retrasan; en fin, ciento una distracciones que nos pueden desequilibrar todo nuestro sistema, horario y agenda. Pero es parte de la vida. Este es el motivo por el cual debemos estar atentas a mantener ese balance. Por que es la fundación de todo lo demás.

 

Se trata de estar en paz y armonía con nosotras mismas, porque siempre se puede dejar el pasado y comenzar de cero una vez más. La energía saca a las personas de su estado de equilibrio y de esa paz. Y el balance también significa una correcta distribución de esa energía entre los pensamientos, las personas que nos rodean, lo negativo.

 

El punto está en alcanzar esa armonía en todas las áreas: física (cuerpo), emocional y mental. Cuando tú estás en equilibrio, todo lo demás fluye y comienzas a ver resultados.

 

Área Física: hay 3 cosas que ayudan a que tengas un equilibrio en esta área tan importante que es tu cuerpo. Esta máquina con la cual trabajamos debe mantenerse en perfectas condiciones; al igual que un automóvil que debes revisar y reparar cada cierta cantidad de km. Para que todos sus engranajes funcionen interrelacionadamente a la perfección.

 

Comer – Dormir – Ejercicio

 

Comer: una “alimentación para vivir” es el concepto que debemos atesorar. Como hoy día estamos siempre tan ocupadas y nuestras agendas no dan abasto con tantas responsabilidades, alimentarnos sana y equilibradamente es clave para tener energía que gastar. Comer lo menos procesado posible, tomar jugos naturales, eliminar las bebidas gaseosas, comer preparaciones hechas en casa, en fin! Comer la cantidad de veces al día que debemos también es fundamental para eliminar migrañas, mareos y estar con energía. Pero es cierto que hoy los alimentos, frutas y verduras no contienen la carga de vitaminas que antes; hay muchos procesos que no conocemos y no podemos evitar. En este sentido, amo los suplementos nutricionales que yo misma promuevo, porque me ayudan a mantenerme sana, con energía, con mayor concentración y un biorritmo equilibrado entre el día y la noche. Tomar MUCHA agua es también un arma extraordinaria para limpiar tu cuerpo, eliminar toxinas y ayudar a que tu piel se vea más sana y tersa.

 

Dormir: hemos olvidado lo que dormíamos cuando niños! Pero te digo que dormir la cantidad de horas necesarias cada noche es uno de los puntos más importantes para mantener nuestro centro y todas las áreas de nuestro cuerpo físico en perfecto desarrollo. Dormir a una hora prudente todas las noches y dormir la cantidad de horas que tu cuerpo necesita. Si son 7, esas, si son 8 ó 10, tu cuerpo lo sabe. Hazle caso. Esas son las horas que debes dormir porque este acto natural no sólo es beneficioso para descansar y recuperarnos, sino para realizar la reparación celular, recuperar la energía gastada y comenzar un nuevo día despejada. Tómate el tiempo para dormir. Tu cuerpo, tus resultados y tú misma lo agradecerán.

 

Ejercicio: no me refiero sólo a hacer gimnasia o algún deporte. Si no eres de esas personas, alguna actividad física debes hacer para mantener tu “máquina” (cuerpo) en perfecto estado. Yo camino al menos 3 km diarios. Es fácil, es gratis y te devuelve la energía vital a tu cuerpo, a través de una respiración correcta. En otro capítulo hablaré de la respiración y cómo ésta cambia tu energía. Hay muchas opciones! Caminar, correr, pasear a tu perro como una rutina, ir al gimnasio, yoga, bicicleta, nadar, subir cerros, en fin. Hacer ejercicio te mantiene sana, mejora tu confianza y autoestima, se siente bien y mejora tu foco mental.

 

Área Emocional: Cuando tus emociones no están balanceadas, es difícil trabajar con lo que viene. Identifica tus sentimientos, lo que sientes y exprésalo, sácalo afuera.

 

Obstáculos, problemas, desafíos se enfrentan mejor cuando tus emociones están en armonía, balanceadas. Porque no podemos controlar lo que va a suceder, pero sí hacer lo mejor de nosotras para sobrellevar cada situación y si tu lado emocional está equilibrado, el resultado será mejor.

 

Entonces, en 3 pasos: IDENTIFICA lo que sientes claramente y luego SIENTE y EXPRÉSALO con total claridad el por qué te sientes así. Desde ahí puedes recién cambiar lo que sientes, si cambias tus pensamientos.

 

Expresar lo que sientes y decir lo que piensas te ayudará a eliminar lo que no quieres, lo que no te gusta y a mantener el equilibrio. Si las personas tienen algún problema con eso, déjalas. Es “su” problema. Ojo, estamos hablando de expresar de manera también equilibrada, sin exaltos. Pero expresarlo.

 

Porque cuando conoces bien lo que sientes en cada situación, puedes manejarlo y dominarlo. Expresa lo que sientes para sentirte mejor. Expresar tus sentimientos te pondrá nuevamente en un estado de equilibrio.

 

Sentirte bien, ser feliz y estar plena es TU RESPONSABILIDAD, no de otros.

 

Área Mental: en esta área podemos desarrollar 3 cosas que nos guiarán hacia lo nuevo; a expandirnos y a crecer.

Explora – Experimenta – Expande

 

Tu mente te ayuda a explorar el mundo, te lleva a aprender, a experimentar cosas y temas que nunca has desarrollado y te permite expandir tus horizontes, visualizar otras realidades para ti, tu futuro y el de los que quieres.

 

La mente es la que mantiene tus sueños, expande tus pensamientos y visualiza tu vida. Lo que pasa por tu mente es la realidad que creas, por lo tanto permítete visualizar cada día lo que quieres; visualiza tu éxito, sueña con lo que quieres lograr y experimentar en tu vida. En los momentos en que estés caminando, corriendo o manejando, date unos minutos para soñar y visualizar cómo será tu vida en los próximos 5 años, 10 años. ¿Qué ves? ¿Qué quieres ver? Tómate 5 minutos, 2 veces al día para crear tu vida perfecta en tu mente. ¿Cómo te gustaría? ¿Puedes verte con tus metas cumplidas? ¿Qué sientes? ¿Qué hueles? ¿Quién está ahí?

 

Parte del éxito es crear un equilibrio entre dónde estás ahora y dónde quieres llegar. Cuando sabes dónde quieres llegar, puedes ponerle estructura. El QUÉ es lo más importante. Si sabes el QUÉ, el CÓMO saldrá solo.

 

2.ESTRUCTURA

La estructura es tu “business plan”; tu plan de negocios. No tiene que ser formal o muy elaborado, puede ser simple.

 

Primero: describe tu negocio. El tipo, el tamaño del negocio que quieres.

Segundo: define tu mercado, a quiénes quieres llegar, a quiénes estás solucionando un problema.

Tercero: determina tus objetivos, ponles fecha.

 

El business plan te ayudará a pensar objetivamente, a planificar estrategias y a crecer (primer año, segundo, tercero..) Por eso es importante saber a quién estás dirigido y cómo llegarás a ellos. ¿Cuál es tu mensaje?

 

Necesitas un plan para llegar donde quieres llegar. Organiza tus pensamientos, tu espacio de trabajo y tu agenda (tiempo). Si vas a ser la dueña de un negocio, debes tener estructura para lograr tus objetivos.

 

 

3.FINANZAS/DINERO

Esta es un área difícil, no por su naturaleza, sino porque no nos la han enseñado y la vemos lejana. Pensamos que sólo los ingenieros comerciales, expertos en finanzas pueden participar de ella. Y la verdad es que es muy sencilla, sólo tenemos que conocer las reglas del juego para poder jugar. En ninguna parte de nuestra enseñanza escolar nos enseñan a ser empresarias, así que manos a la obra para aprender! Para nosotras no hay límites.

 

Crea un presupuesto con todos tus gastos mensuales y anuales para que sepas dónde estás parada. Haz una columna de gastos y también una de ingresos. Luego de sumar todos los ingresos y todos los gastos, resta éstos últimos a los ingresos. Si el resultado es positivo, genial!!! Si no lo es, pregúntate hace cuánto estás así y rápidamente, debes pensar en algo para resolverlo.

 

Haz lo mismo con tu negocio. Anota tu inversión inicial (en cualquier negocio tendrás que invertir inicialmente) y luego los gastos mensuales que te generará ese negocio. Deberás tener un plan de inversión (tiempo y dinero) y deberás invertir en ti para desarrollar un mejor negocio. Si no tienes dinero para invertir en un negocio grande, te aconsejo echar un vistazo a una plataforma de Network Marketing como la mía. Es una opción económica y sin riesgos. Generalmente las personas no tienen dinero ahorrado para inversiones…. Así que no te preocupes ni te sientas avergonzada si es tu caso. Son contados los que tienen, lo importante es saber que quieres iniciar un negocio y reorganizar los gastos para poder ponerlo en marcha. Yo tampoco tenía recursos hace 12 años, y monté mi primer negocio, hace tres años tampoco tenía y monté mi segundo negocio, pero esta vez en Network Marketing por ser más económico, simple y porque me permitía desarrollarlo sin dejar mi otro negocio abruptamente.

 

CONSEJOS

Ser organizada te ayuda a cumplir tus compromisos y a ser más confiable; las personas harán negocios contigo si eres confiable.

Sigue un sistema y sé persistente con él

Evalúa tus resultados cada cierto tiempo y corrige

Encuentra un lugar para cada cosa, sé ordenada (escritorio, cajones, carpetas en tu notebook)