¡Deja de quejarte!

October 16, 2017

 

 

Desde que entré a este negocio de Network Marketing, escuché decir que el crecimiento personal era una de las claves del negocio. Entendía a lo que se refería y me hacía sentido, sin embargo, no dimensioné lo importante que era y el cambio positivo que implicaría en mí; mi vida diaria y en los demás.

 

Muchas personas me contactan día a día para emprender su negocio, lo cual me encanta, porque hay un cambio real y silencioso en nuestra sociedad que está llenando de emprendedores y personas que quieren lograr sus sueños, sin depender de otros. Un porcentaje más pequeño de ellos, están totalmente alineados con lo que quieren lograr y reconocen que hay un sacrificio; cambios que hacer para tener resultados diferentes a los que han tenido hasta ahora.

 

Y hay otro gran porcentaje de personas que están agobiadas, se quejan de sus resultados, de sus enfermedades, del clima, del gobierno de turno, de los impuestos, de la crisis, del vecino, del hermano, de los hijos, y un “suma y sigue” de excusas para no tomar acción, tomar el toro por las astas y comenzar a hacer algo por cambiar sus vidas.

 

Me impresiona cuando personas escriben desesperadas por un consejo, por conocer más y luego no pueden asistir a una conferencia o reunión, porque “no tienen tiempo”. Me llama la atención que algunos ni siquiera se conecten online. La única respuesta que encuentro en esto es que realmente sus sueños y su calidad de vida no son tan importantes para ellos.

 

Te pongo el siguiente ejemplo: si un familiar cercano (hijo, madre, hermano), se enferma grave y va al hospital de urgencia, te haces el tiempo para ir a visitarlo? Para llamar y correr a verlo? Por supuesto que sí! Si tu señora está camino al hospital a tener a su bebé, dirás “no tengo tiempo”? Claro que no! Y el tiempo es el mismo.

 

Las horas del día son las mismas para todos. Si el día tiene 24 horas, en 8 de ellas dormimos (idealmente), otras 8 trabajamos (trabajo convencional), otras 2 en traslados, 2 en comer, 1 en equis cosa (ayudar, tareas y deberes, llamados, pagos de cuenta, etc)… son 21 horas que tenemos ocupadas. Nos quedan 3 para hacer algo por nuestro futuro. O podemos ver teleseries…

 

Quiero decir, que es uno quien elige en qué utiliza el tiempo. Es verdad que hay días en que no queremos nada, nuestro ánimo no está bien. Pero ¿te digo algo? A nadie le importa. Las personas siguen a personas alegres, exitosas, positivas. No seguimos a personas que se quejan todo el tiempo. No es atractivo para alguien acercase a una persona que todo el tiempo se está quejando de la vida.

 

“El sueldo no me alcanza, mi negocio no funciona, mi gastos están subiendo, quiero tener vacaciones inolvidables y no puedo, mi jefe es un torta, no lo soporto; las profesoras hablan mal de mis hijos, mi vecina está todo el tiempo husmeando mi vida, el policía me dio una multa, llegué tarde por culpa del taco, me tiene “mala” y por su culpa me despidieron”. Y así puede seguir eternamente la lista de quejas diarias de las personas. Quejas que pueden ser válidas. Pero no conducen a nada. Porque el hecho de que te quejes más veces, no hará que tu problema se resuelva.

 

Lo único que funcionará para ello es TU ACTITUD GANADORA. Si no la tienes, comienza a practicar tenerla, desde ya.

 

El año 2014 me tocó estar presente en un seminario extraordinario de coaching con el propio Anthony Robbins. Y ahí aprendí una cosa extremadamente importante:

 

Tú tienes el poder de cambiar tu vida. Eres tú el responsable de ella y nadie lo va a hacer por ti. Tú tienes el poder de cambiar tu estado físico en un abrir y cerrar de ojos. Se trata sólo de una decisión en primera instancia y práctica diaria después.

 

Hagamos un ejercicio: piensa en cuando te ha ocurrido algo triste, una pena o una desilusión. Cómo te sientes? Cómo está tu cuerpo? Sin ánimo, hombros abajo (hazlo por favor), ojos semi cerrados, tu boca, respiración y postura en general están en un estado específico hacia abajo, “down”. Ahora piensa en cuando estás con ánimo, alegre, con esperanza, contento por tus resultados… Cambia tu postura y ponte alegre, levanta los hombros, sonríe, abre los ojos y levanta la vista.

 

Dime, ¿cuánto tardaste en cambiar tu estado? Nada. Un segundo.

 

Eso es lo que tienes que hacer. Problemas y desafíos SIEMPRE ESTARÁN, son parte de la vida y de nuestro crecimiento. Si hay que llorar, se llora, se secan las lágrimas y se sigue. Nadie quiere hacer negocios con un llorón o llorona, nadie quiere compartir con llorones. Todos queremos compartir con gente que atrae, positiva, alegre y siempre con buenas noticias. Eso INSPIRA!

 

Así que tu tarea desde hoy en adelante, es ejercitar el cambiar tu estado, en un abrir y cerrar de ojos. Pasa del enojado, a triste, a alegre, a deprimido, y así… verás lo fácil que es. La dimensión del problema la pones tú, no el problema en sí. El problema es el mismo para todos. Unos reaccionan como si fuera el fin del mundo y otros, como si fuera un mosquito.

 

Sé de los que lo perciben como un mosquito!! Y verás cómo muchas cosas cambian a tu alrededor para ti.

 

Como siempre, espero haber aportado un granito de arena a tu vida. Si te gusta este artículo, compártelo! Y si quieres recibir más tips y contenidos de este tipo, suscríbete aquí> , contáctame> escríbeme> si puedo ayudarte en algo más.

 

Esta semana, te espero en mi >Workshop Emprende Online>, este jueves 19 de octubre a las 21.00 horas de Chile. Sólo para emprendedoras que quieran comenzar algo grande y top!!!! Puedes conectarte desde cualquier país y dispositivo. Te espero!

 

Que tengas un día extraordinario.

 

Alejandra Larenas

www.alelarenas.com

Share on Facebook
Share on Twitter