¿Estás constantemente mirando si el hielo ya se hizo?

March 12, 2018

 

Te extrañe! Estas semanas de descanso en la playa, me hicieron pensar en muchas opciones para el blog. No significa que no trabajé. Estuve cien por cien conectada porque me encanta mi trabajo, pero en un entorno ideal, de arena, sol y familia. Es lo que amo de mi profesión: tener mi negocio en la palma de mi mano. Hacer lo que amas no es un trabajo, es un estilo de vida que disfrutas y mucho.

 

Escogí este tema, porque me encanta esta analogía; me ha pasado infinitas veces! Piensa un momento: estamos en una celebración en casa y nos damos cuenta de que el hielo se está acabando…  ponemos de inmediato la cubeta con agua a congelar, cruzando los dedos para que estén listos en una hora más. Pasa lo inevitable, se termina el último cubo de hielo que tenías, en un vaso y miras si está lista la cubeta. Obviamente en los últimos 10 minutos, ni siquiera se ha enfriado el agua.

 

Vuelves al rato, abres de congelador (freezer) y revisas de nuevo. Sientes que ha pasado una eternidad y apenas se ha cristalizado la capa superior! Y así, hasta que te olvidas del hielo y cuando te acuerdas, ya ha pasado la fiesta, han ido por más hielo al negocio de la esquina y antes de acostarte cuando ves el congelador por última vez, tu hielo está ultra hecho y te cuesta sacarlo de la cubeta….

 

Lo mismo pasa con el pan en la tostadora. ¿Te ha pasado? No se tuesta nunca y cuando vas por dos minutos a hacer otra cosa, vuelves y está quemado…

 

Da rabia en ese momento, pero luego nos reímos y aprendemos a prevenir esas situaciones.

 

Esto nos afirma que cada cosa tiene un proceso; un ajuste, un periodo de adaptación o un aprendizaje; llámalo como quieras. Unas tardan más y otras, menos. Pero pocas cosas son instantáneas.

 

En tu negocio de network marketing, al igual que en cualquier otro negocio, tienes que tener en cuenta que hay un periodo de aprendizaje. Mientras más rápido hagas cada paso, más “tinca” le pongas, más aprendes y aceleras el proceso. Pero el periodo de aprendizaje sigue igual su curso. Te vas a equivocar, vas a cometer errores y vas a aprender.

 

Tal como con el hielo y el pan, éste no es un motivo para perder la calma. Hay que tomarlo como lo que es: un proceso y conforme pase el tiempo, te irás haciendo más experta.

 

Lo bueno de todo esto es que al principio, estamos con todas las ganas, ansiosos por hacer más y esto es genial, porque nos da el impulso necesario para partir al 100%, permitiendo que tu negocio crezca rápidamente y veas resultados pronto. Mi apreciación es que hay personas rapidísimas y otras no tanto, pero todas pueden llegar al mismo lugar con PERSEVERANCIA. Es la paciencia inicial, tolerancia al error, aprendizaje y la perseverancia en este proceso lo que nos lleva al éxito. Tal como cuando aprendemos a andar en bicicleta: nos volveremos a subir, hasta que aprendamos a dominarla.

 

Y lo que me gusta de mi trabajo es que es el equipo el que te ayuda a levantarte, aprender y seguir adelante. No estás sola!

 

 

 

Hay algunos puntos que nos ayudan a sostenernos cuando comenzamos; me gustaría mencionarte algunos:

 

  1. Decisión: es el punto de partida. Decidiste que necesitas hacer otras cosas; que quieres un cambio de verdad en tu calidad de vida; que quieres más tiempo con tus seres queridos; que necesitas más ingresos para un proyecto especial; quieres lograr metas personales que son importantes para ti; en fin. La motivación que sea, te llevará a tomar una decisión: hacerlo.

  2. Tener “power” y creer en ti: una persona que no tiene la fuerza, la actitud y las ganas de salir adelante, no le recomiendo este negocio ni ninguno. La característica principal de un emprendedor es ésta. Has visto un emprendedor que no crea en su proyecto?

  3. Ser enseñable: todas las ganas de aprender y repetir, aprender y repetir. Conocer la industria, otros casos de éxito, tus productos, el manejo de tu oficina virtual, mejorar tus aptitudes de venta y negociación, etc.

  4. Ser generoso y pensar en los demás: en network marketing impactamos la vida de los demás. El trabajo con otros y en equipo es el que nos otorga los beneficios.

  5. Ser sociable: es una cualidad extraordinaria tener la facilidad de conocer personas, amar a la gente y hacer amigos. Fundamental en este negocio.

  6. Ser perseverante y alegre: la perseverancia es la que te lleva al éxito y la alegría es la que atraerá los beneficios en tu negocio. Esta plataforma es para pasarlo bien, estar contentos y alegres, reír y disfrutar de la vida. Persevera con alegría.

 

Para todo en la vida las personas se unirán a ti por como tú eres. Tú misma eres tu marca. Si lo que ve en ti la gente es a una persona feliz, alegre y positiva; profesional en su trabajo; eso es lo que les atraerá. Y eso es lo que recibirás.

 

Por eso, no esperes a que el hielo se haga antes de lo que tarda en hacerse ni permitas que pase demasiado tiempo para tostar el pan. Cada persona tiene su tiempo; tú tienes el tuyo y debes aprovecharlo, enfócate en los resultados, en tu meta y no en el proceso. Aprenderás más rápido y todo fluirá…

 

Con todo y como siempre, espero haber aportado un pequeño granito en tu día. Que tengas una feliz tarde.

 

 

Si te gusta este artículo, compártelo! Y si quieres recibir más tips y contenidos de este tipo, suscríbete aquí> , contáctame> escríbeme> si puedo ayudarte en algo más. Te espero!

 

Que tengas un día extraordinario.

 

Alejandra Larenas

www.alelarenas.com